Farah Bussian Al-Lal, Publicista

Sé a ciencia cierta que desde que Bea se cruzó no solo en mi vida, sino en la de mis compañeras/os todos hemos sumado en cosas buenas y empezamos a restar lo negativo que nos impedía avanzar. Desde que conozco a Bea solo he aprendido y me han pasado cosas buenas:

Trabajar con Bea me ayudó a sacar la seguridad y confianza que tenía dentro de mi. Bea me ayudó a potenciar mis habilidades y dotes comunicativas, y todo gracias a su capacidad para MOTIVAR, para saber detectar en qué eres buena y exprimirlo al máximo.

Trabajar con Bea me ayudó a valorarme y poner en valor mi trabajo y mi esfuerzo.

Trabajar con Bea o simplemente tenerla cerca es ganar, ganar en habilidades; es saber detectar y corregir en lo que fallamos y cómo no, MEJORARLO.

Trabajar con Bea es crear y sobre todo CREER.

Trabajar con Bea, es aprender y sí, también DISFRUTAR haciéndolo.

Trabajar con Bea es saber que no hay dos días iguales.

Trabajar con Bea es trabajar en EQUIPO.

Trabajar con Bea es salir de la zona de confort.

Trabajar con Bea es saber gestionar las derrotas.

En definitiva, Bea es compromiso, implicación, creatividad, amistad, empatía, profesionalidad, diversión, esfuerzo y un sinfín de cualidades, que si tienes la suerte de conocerla, podrás comprobar que no miento.